Pongan agua a hervir, mucha, mucha (1940), F.S. Fitzgerald

Sí, el que está detrás es Kirk Douglas en el film «Cautivos del mal»(The Bad and the Beautiful, 1940) en una recreación mía personal

«Pongan agua a hervir, mucha, mucha»

( ¡ Hiervan agua, mucha agua ! )

( Boil Some Water – Lots of It )

relato aparecido en la revista Esquire  (marzo 1940)

Francis Scott Fitzgerald

(Cuentos 2 – pp. 719 a 728)

Escrito durante su 2a estancia en Hollywood dentro de la serie: » Las Historias de Pat Hobby «

Pat Hobby es un escritor de poca monta, ausente de toda ilusión por su carrera y perdido en los engranajes infinitos de guionistas de Hollywood.

Después de toda una jornada de trabajo ha logrado destilar una frase: —Pongan agua a hervir, mucha, mucha. (o ¡ Hiervan agua, mucha agua ! )

Es una buena frase, pero que no está ligada a ninguna situación, ni circunstancia. Ahí, huérfana de más contenido. Sabe que es poco, pero de momento no se le ocurre nada más. Sería cuestión de estirarla, de ubicarla apropiadamente. De camino al comedor del estudio se le ocurre hablar con la nueva, guapa y joven enfermera. Tiene una excusa perfecta para abordarla. ¿Qué haría un médico con una frase semejante? La invita a comer y mientras lo hacen, él le va explicando la ciencia no escrita de quién se sienta dónde en el comedor y de que hay lugares reservados a los jefazos.

Un extra disfrazado para una película de época se ha sentado en un lugar inconveniente. Varias personas le avisan de que ese no es su lugar. El extra se aferra a su espacio e increpa a los que quieren que se levante. La cosa va a mayores y le acaban dando un tortazo mal dado. Resulta que era una broma y el extra es un mandamás haciéndose el gracioso. Ante la deplorable escena del extra ficticio herido en el suelo, alguien grita oportunamente —Pongan agua a hervir, mucha, mucha.

Nota:
Yo no empezaría a leer a Scott por sus Historias de Pat Hobby. Están consideradas como material escrito solo para obtener dinero (¿no lo hizo siempre?), sino porque tienen un trasfondo muy amargo de fracaso, desilución y poca esperanza (¿no lo tienen todas?).

Un comentario sobre “Pongan agua a hervir, mucha, mucha (1940), F.S. Fitzgerald

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s